.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

ASESINO 138: Josef Mengele; biografía del médico nazi más temido de la historia de la humanidad

NOMBRE: Josef Mengele

PAÍS: Alemania

FECHA DE NACIMIENTO: 16 de marzo de 1911

FECHA DE FALLECIMIENTO: 7 de febrero de 1979

APODOS: El Ángel de la Muerte; Todesengel; El Monstruo

NÚMERO DE VÍCTIMAS: Cientos y cientos

CARGOS JUDICIALES: Ninguno

CONDENA: Ninguna


Hoy traemos a Biografías de Asesinos una historia de esas que producen repugnancia, y que el personaje es repugnante hasta las trancas y valga la redundancia. Un ser con un comportamiento completamente inhumano y antinatural, y prueba de ello y antes de comenzar con su asquerosa biografía, el siguiente experimento que hizo con dos pobres bebés...


Con esta imagen tan canallesca e impactante, comenzamos con la biografía de hoy que no tiene desperdicio...

Josef Mengele nació el 16 de marzo de 1911, en Baviera. Creció en el seno de una familia alemana adinerada, los cuales se dedicaban al mundo de las fábricas.

Aquellas personas que le conocieron cuando era un adolescente, no dudaron siempre en alabar su extraordinaria inteligencia, y su ambición por ser alguien de provecho en la vida. Aunque muchos otros opinan sobre lo anteriormente comentado, que quizás dicha ambición era demasiado desmedida, casi una obsesión.

Con 20 años de edad recién cumplidos, se inscribió en el Stahlhelm, y en 1937 se afilió a las SS.

Paralelamente a esto, continuaba con sus estudios, y comenzó a sentir gran interés en la especialidad de antropología física y genética. 


Su periplo universitario concluyó abruptamente en el año 1938, cuando ingresó en el ejército. Dos años después, fue colocado en el equipo médico de la reserva, donde permaneció ejerciendo durante 3 años, con una unidad de las Waffen SS.

Dada la valentía mostrada por él, fue ascendido a grado de capitán.

Finalmente fue el jefe absoluto en materia de medicina y sanidad, del campo de concentración nazi por antonomasia, el de Auschwitz.

Desde su llegada a Auschwitz en 1943, su papel allí, fue altamente activo y por supuesto, híper criminal.


Mengele (entre otros) fue el encargado de seleccionar el destino de los prisioneros que llegaban cada día al campo, agolpados en trenes, como si fuesen mercancía.

Él indicaba "este para la cámara de gas, este para mis experimentos médicos, y este para realizar todo tipo de trabajos que yo decida". Así, con esta frialdad, seleccionaba a estos seres humanos, que llegaban allí como animales que están a punto de morir en el matadero.

Así fue como se dio a conocer entre los pobres prisioneros, como "El Monstruo" o como era más conocido aún "El Ángel de la Muerte". Este último apodo se lo pusieron fusionando su imagen angelical, con su maldad extrema que tenía en su interior y jodido cerebro.


Sin duda hablar del Doctor Josef Mengele, es sinónimo de crueldad y espanto.

Dentro del grupo de desdichados que les tocaba la opción de "experimentos", había una sub selección por decirlo de algún modo, y todos esos que él consideraba que eran de raza inferior o que no fuesen de raza aria (rubios, guapos y con ojos azules), los exterminaba directamente, con atroces experimentos, que la mayoría de ellos, como no podía ser de otro modo, resultaban en fracasos, ya que lo que realmente hacía, eran auténticas creaciones humanas aberrantes, como el experimento que habéis podido comprobar en la foto del principio de la biografía, y realizaba auténticas carnicerías.

Los judíos que se calculan pasaron por las pezuñas de este enfermo, se cuentan en cientos de ellos.

Sus preferidos para los experimentos, eran niños gemelos recién nacidos o de muy corta vida, a los cuales les practicaba auténticas aberraciones y de una crueldad horrible.

Sus bases mentales, eran como no podía ser de otro modo, nazis cien por cien de pura cepa. Estas ideas se transformaron en la conocida como "Ley de esterilización forzosa". Dicha ley obligaba a asesinar cruelmente a aquellos presos que tuvieran malformaciones de nacimiento, a personas con retrasos mentales, y a personas con esquizofrenia paranoide.

Estos enfermos comentados anteriormente, o se iban a las cámaras de gas directamente, o a la sala de "quirófano" de Mengele. ¡Qué horror!.


Josef Mengele como no podía ser de otro modo, era un seguidor acérrimo del mandamás de los nazis, Adolf Hitler, y este último se convirtió con el tiempo, en un admirador del mal llamado doctor.

Los soldados nazis por otra parte, estaban muy preocupados por una enfermedad llamada tifus, que en aquella época poco se conocía de la misma. Al parecer había una pasa de dicha enfermedad entre los reclusos judíos, y este "médico" ideó una posibilidad para acabar de una vez por todas con el tifus.

Dicha idea consistía en, enviar a todos los sospechosos de estar infectados, a la cámara de gas, sin contemplaciones, ya fuesen niños, mayores, mujeres o quien fuera. Los que allí entraban, acabarían muriendo asfixiados de una manera cruel y despiadada.

Para más inri todavía, posteriormente ordenaba a familiares de estos ejecutados en la cámara de gas, que limpiaran la habitación de rodillas, y que desinfectaran la misma de arriba a abajo. Terrible la crueldad de este ser inmundo...

Cámara de gas de Auschwitz
Los experimentos de Mengele con gemelos casi recién nacidos, fue una de las situaciones más atroces y que más llamó la atención de todos los que conocieron años después, la historia de este ser infernal.

Él siempre consideró que experimentar con niños gemelos era muy importante, y sobre todo clave para "la higiene racial", tal y como él llamaba a estos experimentos.

Con los gemelos, Mengele quería demostrar al mundo, que sería capaz de clonar una nueva raza indestructible, teniendo como base la raza aria, y como la única que dominaría todo el planeta.

A Mengele, le encantaba realizar experimentos basándose en pruebas de reacción y resistencia de dolor en seres humanos. De ahí que con los gemelos, se aseguraba que si uno de ellos fallecía, podía continuar las pruebas con el otro gemelo, sin tener que comenzar las mismas desde el principio.

Uno de los experimentos más brutales que se le recuerdan, fue el que le hizo a dos gemelos judíos y dos húngaros, a los cuales les infectó con bacterias de fiebre tifoidea, y posteriormente les extrajo su sangre en varias etapas, con el fin de comprobar el curso de la enfermedad en estos "pacientes", y hasta cuando aguantaban antes de fallecer.

Cuando las parejas de gemelos fallecían, los diseccionaba como si de animales se tratasen.

Que por cierto, los dos gemelos que habéis visto en la fotografía del principio del artículo, murieron con sus partes del cuerpo gangrenadas, al coger brazos de otros bebés, y cosérselos a los cuerpos de ellos, a modo de crear una extraña e incomprensible mutación, para comprobar hasta donde era capaz de llegar, en su "carrera" como "científico médico".

Más experimentos atroces célebres, fueron los que les hizo a un grupo de personas enanas provenientes de Rumanía, a los cuales les introducía agua hirviendo por los oídos, o les extraía médula ósea.

Tremendo. A continuación unas fotos de sus terribles experimentos criminales...








En el año 1945, los experimentos y otras atrocidades varias de Mengele, se fueron al traste, al enterarse que los rusos ya se estaban acercando a Auschwitz, y corriendo tuvo que eliminar pruebas de las atrocidades que allí había cometido, sobre todo en sus improvisadas salas de "quirófano".

Este monstruo no contento ya con el daño que había hecho en Auschwitz, huyó pero con la intención de instalarse en otro campo de concentración, donde los rusos no metieran el hocico. Le salió mal a pesar del intento, y se tuvo que ir del otro campo de concentración, como alma que lleva el diablo.

Muchas versiones se han contado sobre su huida, una de ellas es que llegaron a capturarlo, pero lo dejaron libre por error.

Hay quien cuenta que huyó a Argentina y Paraguay, y que recibió asilo de familias alemanas instaladas en Sudamérica, utilizando él para esto y a modo de no ser delatado, unos datos de identidad falsos.

Otras personas dicen, que en realidad estas familias alemanas actuaron a modo de cómplices, ya que eran seguidores del nazismo, y por ende Mengele era un ídolo para ellos.

Fuere como fuere, lo cierto es que Mengele en aquellos momentos, era uno de los criminales de guerra más buscados del planeta...


Una tarde, se fue con uno de sus presuntos encubridores alemanes, a tomar el sol en la playa, y dado que hacía un calor abrasador, decidió darse un baño. Al parecer sufrió un agarrotamiento de sus músculos mientras estaba en el agua, y falleció minutos después.

Insistimos que esta es una de las versiones que se barajan, pero la verdad todo fue muy turbio, en la vida de este personaje, y en su muerte, que de ser verdad esta versión, sin duda habría muerto de uno de los modos más justos que podía morir, y su dolor fue algo parecido al dolor que padecieron las víctimas de sus experimentos.

Sin duda, un ser despreciable que nunca debió existir, y al cual le deseamos el peor de los sufrimientos allá donde esté, que esperamos que sea en el mismísimo infierno junto a Satanás...


5 comentarios:

  1. Espero que este diablo está sufriendo en las llamas eternas del infierno!

    ResponderEliminar
  2. La experimentación con animales suele ser igual de cruel, basta de dolor.... somos seres vivos hay otras formas de aprender

    ResponderEliminar
  3. Coincido con el comentario anterior. La crueldad continúa hoy dia con los abusos a los animales.

    ResponderEliminar
  4. Coincido con el comentario anterior. La crueldad continúa hoy dia con los abusos a los animales.

    ResponderEliminar
  5. Este malnacido tiene reservada una plaza en el infierno justo al ladito de Satan y allí su sufrimiento será por toda la eternidad.

    ResponderEliminar