.

martes, 30 de julio de 2013

ASESINO 44: Issei Sagawa; Biografía del caníbal japonés

NOMBRE: Issei Sagawa

PAÍS: Japón

FECHA DE NACIMIENTO: 26 de abril de 1949

FECHA DE FALLECIMIENTO: Actualmente vivo

APODOS: El padrino del canibalismo; El Hannibal Lecter japonés; El Caníbal Japonés; El Caníbal del Bosque de Boulogne

NÚMERO DE VÍCTIMAS: 1

CARGOS JUDICIALES: Delito de asesinato y práctica de canibalismo

CONDENA: Ingreso en hospital psiquiátrico


Hoy tenemos una historia breve, aunque muy intensa e interesante. Estamos ante nuestro asesino número 44 en la web, y el primero procedente de Asia.

Conocido como "El Hannibal Lecter Japonés", este hombre "solo" tiene en su haber, un asesinato, porque afortunadamente lo trincaron rápido, de lo contrario se habría comido a más personas, y no solo a la pobre estudiante holandesa Renée Hartevelt.

Comenzamos con la historia de Sagawa...

Issei Sagawa nació el 26 de abril del año 1949, en la preciosa ciudad japonesa de Kobe. Cuando era un niño y posteriormente adolescente, fue considerado por muchos, como un estudiante ejemplar, sacando unas notas de escándalo, y todo ello con el mínimo esfuerzo posible, dada su inteligencia descomunal y casi sobrenatural. 

Muy pronto esta forma tan destacada de destacar (y valga la redundancia) sobre el resto de sus compañeros de escuela, le valió un billete de ida hacia París, y especialmente hacia la Universidad de dicha ciudad francesa, donde fue a estudiar literatura inglesa.

Fue precisamente allí, donde conoció a la preciosa joven estudiante procedente de los Países Bajos, Renée Hartevelt, de la cual vais a ver una fotografía a continuación, cuando estaba de "cuerpo entero"...


Sagawa que estaba verdaderamente obsesionado con las jovencitas occidentales, fue a dar con esta chica, que reunía todos los requisitos físicos para sentirse altamente atraído por ella. Guapa, joven, europea, inteligente, sexy, y muy muy simpática.

Ella se sintió también atraída por él, no por lo guapo que era, ya que él mismo reconoce que era muy muy feo, si no probablemente por conocer un poco de la cultura japonesa. No podemos negar, que la raza asiática es quizás la más enigmática, y la que más interés nos despierta a los occidentales.

El 11 de junio del año 1981, Sagawa invitó a la chica a su casa a cenar y a hablar un poco de la cultura de su país, y ella accedió a la propuesta, sin saber obviamente que se iba a meter en la boca del lobo, y nunca mejor dicho...

Nada más entrar por la puerta, Sagawa agarró un rifle y disparó a bocajarro a la chica, y la misma falleció en el acto. Él ya había comprado el arma días antes, por lo que su plan ya lo tenía completamente estudiado.

A continuación vamos a contar que fue lo que sucedió cuando Renée ya yacía muerta sobre el suelo de la casa de nuestro protagonista de hoy en la web...

Carne de Renée Hartevelt
Solo comentar antes de continuar, que la fotografía que tenéis encima de estas líneas, es cien por cien real, y pertenece a lo que se encontró la policía cuando llegó a casa de este sádico. Si si, la carne de la chica, emplatada...

Antes de comenzar su macabro plan caníbal, Sagawa mantuvo relaciones sexuales con ella ya cuando estaba muerta, por lo que además de asesino y caníbal, era necrófilo.

Una vez ya había abusado del cuerpo inerte de Renée, comenzó a devorarla, empezando exactamente por los muslos, que junto con las nalgas, eran las dos partes preferidas de Sagawa...

Durante 48 horas, Sagawa se estuvo comiendo el cuerpo de Renée, y de su carne comentó que "era una carne parecida a la del atún, suave y sin olor". Otra cosa que le llamó mucho la atención a Sagawa, es que la grasa humana era muy parecida al color del maíz, o al del tulipán de color amarillento, muy típico esto último en Holanda, el país natal de la chica.


Pasadas 48 horas más o menos desde que comenzara con su plan y ejecución caníbal, Sagawa decidió que había llegado el momento de deshacerse de lo que sobraba del cuerpo de Renée y que no era comestible, y para ello introdujo los trozos de carne, cabeza, pelos, uñas etc, en una maleta, y se dirigió a un lago cercano a la ciudad francesa de Bolonia, donde lanzó la maleta con lo que quedaba de los restos mortales de la chica neerlandesa. De ahí que años después se le pusiera el apodo de "El Caníbal del Bosque de Boulogne".

Tan solo unas horas después de tirar los restos mortales de Renée en dicho lago situado en un bosque de Bolonia, una pareja que pasaba por allí, comprobó que una maleta flotaba en el agua, y en la misma asomaba un pie humano. Fue así como la gendarmería francesa, dio con el asesino japonés. 

Como dijimos anteriormente, si no hubiese sido por esta casualidad de que esta gente descubriera el cuerpo de Renée dentro de la maleta, probablemente el número de víctimas mortales que hubiesen acabado en los intestinos de Issei Sagawa, hubiera sido muy elevado.

La policía francesa tras hacer sus investigaciones, estrecharon el cerco al sospechoso, y Sagawa fue descubierto pocas horas después tras las pesquisas policiales. Cuando los gendarmes se presentaron en la casa parisina de nuestro asesino de hoy, no dieron crédito a lo que allí encontraron...

Una mesa con platos repletos de carne humana (la foto de arriba), y en la nevera había también carne congelada de la chica holandesa, asesinada por el ciudadano nipón, denominado en su país como "el Hannibal Lecter japonés".

Foto real en la escena del crimen
Una vez Sagawa ya estaba en manos de la justicia francesa, el juez ordenó un chequeo mental completo, para establecer si el japonés tenía algún tipo de patología mental o no, y por supuesto que certificaron que sufría una perturbación mental muy importante, por lo que fue ingresado en un hospital psiquiátrico de París. 

Para más inri todavía y para demostrar la "suerte" que tuvo este demente, cuando llevaba internado poco tiempo en dicho hospital de salud mental, contrajo una enfermedad intestinal (no me extraña), la cual los médicos erróneamente la diagnosticaron como una grave enfermedad mental, y los mismos vaticinaban que al japonés le quedaba muy poco tiempo de vida. 

El padre de Issei Sagawa, aprovechó este "lapsus" médico, para conseguir que su hijo fuese trasladado desde París hasta Tokio, donde finalmente fue ingresado también, en un centro de gente con problemas cerebrales graves, y rodeado de altas medidas de seguridad. Hay que decir, que el padre consiguió la repatriación de su hijo, utilizando sus contactos políticos, ya que era un importante hombre de negocios en Japón. Así mismo el gobierno francés, tampoco puso impedimentos, ya que supuestamente le quedaba muy poco tiempo de vida a Sagawa...

Pues anda que no estaban equivocados!, ya que a día de hoy en el año 2013, todavía sigue vivo!!...

Issei Sagawa en la actualidad
Issei Sagawa al no tener causas pendientes con la justicia nipona, y en Francia al haberse retirado los cargos dado que pensaban que se iba a morir, quedó en absoluta libertad, tan solo año y medio después de ser internado en el hospital psiquiátrico de Tokio, aunque afortunadamente y que se sepa, nunca más volvió a actuar contra ninguna mujer.

Actualmente Sagawa es prácticamente una celebridad en su país, e incluso es invitado con asiduidad a participar en platós de televisión. Así mismo recomienda a los chefs japoneses, qué recetas poner en sus restaurantes. Madre mía, como el bueno de Chicote esté leyendo esto...

Issei Sagawa junto a una chica occidental
En algunas entrevistas que le han realizado, a la pregunta de si todavía se le pasa por la cabeza el volver a repetir una acción como la que hizo con la estudiante holandesa, él siempre contesta que efectivamente tiene alguna fantasía mental con el canibalismo, pero promete que jamás lo volverá a hacer. Además, señala que ya no tiene interés por las chicas occidentales, aunque espeta un preocupante "ahora me gustan más las chicas japonesas, son más atractivas que las occidentales".

El éxito de Sagawa es tal, que incluso participó en una película en el año 1992, interpretándose a sí mismo, aunque no con su nombre real, si no interpretando a otro perturbado mental ficticio. Además algunos grupos de música como los Stranglers o como los propios Rolling Stones, sacaron un par de canciones al mercado, inspirándose en la historia del asesino caníbal japonés. Los libros escritos por él mismo, tampoco faltan en su colección de éxitos.

Sin duda una historia que podría parecer totalmente surrealista, pero que es cien por cien real, para la desgracia de la pobre familia de Renée Hartevelt, y de ella misma.

¡Mañana más!.
.
.

6 comentarios:

  1. Madre mía... ¡Surrealista es poco! Me parece increíble que éste individuo pueda tener tanto éxito y estar completamente libre andando por ahí como si nada.

    Un artículo muy interesante

    ResponderEliminar
  2. Métanlo a la cárcel a ese hijo de la chingada

    ResponderEliminar
  3. maldito muerto de hambre, a ver mátame pendejo hijo de tu pinche madre... son of a bitch. muther fucker crazy punk puto

    ResponderEliminar
  4. Deberian de contratar un culero que lo mate al infeliz simio este, como es posible la pobre chica muerta y esta basura humana libre, ven a Mexico enano japones a esta tierra que te quiere ver morir desollado perro malditooo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. En realidad es una persona no agresiva, reprimido social, y además culero porque ataca por la espalda y peor a una chava inocente y con futuro. Aquí en el salvador en los centros penales le damos trato especial a personas como esta. Lo esperamos, lo vamos hacer pedacitos y lo vamos a vender con panes y fresco en el mercado, claro que antes que muera le vamos a hacer sentir tanto dolor hasta que nos pida que lo matemos rápido pero no será asi.

    ResponderEliminar
  6. esto me ase pensar o mejor ver que el dinero compra todo ya que si este individuo fuese pobre ya estuviese preso o mejor muerto como hay una frase en mi país ( EL DINERO LO COMPRA TODO ) así sucedió con el ya que su padre compro su vida sin pensar en la familia de la chica

    ResponderEliminar