.

lunes, 6 de octubre de 2014

ASESINO 142: Gertrude Baniszewski; biografía de la asesina de la joven Sylvia Likens (A PETICIÓN DE UNA SEGUIDORA DE BIOGRAFÍAS DE ASESINOS)

NOMBRE: Gertrude Nadine Baniszewski

PAÍS: Estados Unidos

FECHA DE NACIMIENTO: 19 de septiembre de 1929

FECHA DE FALLECIMIENTO: 16 de junio de 1990

APODOS: Desconocidos, aunque podríamos ponerle uno que comenzara por Hija y terminara por FRUTA o algo así...

NÚMERO DE VÍCTIMAS: 1

CARGOS JUDICIALES: Asesinato en primer grado

CONDENA: Cadena perpetua


Antes de comenzar a narrar la terrible historia de hoy, comentaré que este crimen está considerado como el peor de toda la historia del estado de Indiana en los Estados Unidos de América, al menos en lo que al asesinato de un solo individuo se refiere.

Es absolutamente espeluznante lo que vamos a narrar, y ya advertimos que el contenido de este artículo, puede dañar gravemente la sensibilidad de alguno de nuestros lectores.

A pesar de sumar ya 142 asesinos con este monstruo de hoy, no dejamos de sorprendernos día a día, con la maldad, la crueldad, el sinsentido, y cualquier otro calificativo que podamos añadir, con el cual actúan los asesinos en el mundo, a lo largo de toda la historia.

Antes de comenzar a narrar la biografía de Gertrude Baniszewski, a modo de homenaje vamos a explicar un poco sobre la corta vida de la pobre muchacha Sylvia Likens, de la cual podréis ver una fotografía suya a continuación.

Damos las gracias de paso, a nuestra seguidora finlandesa que nos ha recomendado esta aterradora historia, y recordad, vosotros hacéis la web!...

Sylvia Likens
Sylvia Likens nació en Indiana el 3 de enero de 1949, por lo que sin duda su familia tuvo algo muy importante que celebrar, cuando apenas había comenzado el último año de la década de los 40. 

Sylvia aparte de ser una chica guapísima como habéis podido comprobar en la foto, era una persona muy educada y respetuosa con los demás, buena persona donde las haya, y con los sueños por cumplir como cualquier chica de su edad que se precie.

Los padres de Sylvia, necesitaban dinero para sacar adelante a ella y a sus hermanos, y para ello decidieron irse a trabajar al circo de Florida. Así mismo cometieron el mayor error de sus vidas sin ellos saberlo, al dejar a Sylvia al cuidado de nuestra protagonista monstruosa de hoy...

La niña estaba muy ilusionada, ya que era muy amiga de los hijos de Gertrude...


Por su parte Gertrude no comenzó bien en su andadura en el mundo, ya que cuando ella tenía solo 11 años de edad, su padre perdió la vida. Su madre tuvo que ocuparse tanto de ella como de sus 5 hermanos. 

Con 16 años Gertrude decidió abandonar los estudios para casarse con John Baniszewski, de 18 años.

En los 10 años que duró el matrimonio, tuvieron 4 hijos. Posteriormente volvió a casarse y se separó en solo 3 meses, y posteriormente, volvió a casarse con John, con el cual tendría dos hijos más.

En 1963, volvieron a separarse...


Ella sin embargo y a pesar del auténtico descontrol en materia de relaciones personales con los hombres, volvió a juntarse a otro varón, con el cual llegó a tener un número tal de relaciones sexuales, que sufrió hasta 6 abortos y tuvo el que sería su séptimo hijo.

A mediados de los 60, Gertrude era una mujer muy castigada por su mala vida y sus malos hábitos, ya que fumaba como una carretera, y su aspecto lejos de sus 37 años, aparentaba ser una mujer de 50 y largos.

Dado que su economía no era nada buena, aceptó encantada el trabajo de quedarse a cuidar a Sylvia Likens y a su hermana, por 20 dólares a la semana.

Precisamente por culpa de esos pocos dólares, comenzaría lo que nosotros hemos llamado como "el horror en Indiana"...


Ya en la primera semana de trabajo, los padres de Sylvia no pudieron cumplir con el pacto de los 20 dólares, y Gertrude comenzó a meterse con las niñas, con humillaciones varias.

Pero estas humillaciones fueron mucho más allá días después, cuando encerró a las Likens en el sótano de la casa, mientras las atizaba con un cinturón a modo de látigo.

El dinero acabó llegando en esa segunda semana, y los padres de Sylvia acudieron a la casa de Gertrude para comprobar que todo estuviera bien, sin apreciar nada extraño, por lo que ambos volvieron a trabajar a Florida.

Un día Sylvia fue a comprar a una tienda de alimentación, y al regresar a casa de Gertrude, esta le dijo que había tardado demasiado en volver a casa, y comenzó a pegarle golpes con una paleta. No contenta con esto, obligó a la pobre criatura a modo de castigo, a introducirse en su vagina una botella de un famoso refresco, todo esto delante de los hijos de Gertrude. La niña se retorció de dolor, y la humillación que sufrió, le pasaría factura para siempre...


La gorda hija de Gertrude, quedó al cargo de Sylvia y a su misma vez de la paleta comentada anteriormente, y esta salvaje golpeaba una y otra vez a likens, propinándole palizas brutales.

Cuando todos se reunían a comer, Gertrude no le daba nada a Sylvia, y la obligaba a sentarse con todos en la mesa, para ver como comían y se reían de ella.

Sylvia no solo pasó por el calvario de los maltratos de los Baniszewski, si no que los jóvenes del lugar viendo lo que hacían con la chica, también comenzaron a abusar de ella, tanto físicamente como psiquicamente.

Uno de los hijos de Gertrude, se dedicaba a lanzar a Sylvia por los aires en el interior del sótano, con los consiguientes golpes que se llevaba la pobre muchacha, al caer sobre el duro suelo del susodicho sótano.

Por si fuera poco lo que estaba sufriendo Sylvia, Gertrude comenzó a correr el rumor entre los vecinos, de que ella era una prostituta.


Se llegó a tal punto, que el odio que tenía Gertrude a Sylvia, la llevó a encerrarla definitivamente en el sótano, y solo le daba de comer unas galletas saladas, y una botella de agua por semana. Además y esto es verdaderamente atroz, le obligaba a la niña a comerse sus propias heces.

La verdad que no creo que tengamos que dar más detalles, ya que consideramos que están de más, pero os podéis imaginar cualquier otro tipo de maltrato el que le hicieron a la pobre Sylvia, como por ejemplo quemar su cuerpo con cigarrillos, patearla como si fuese un balón de fútbol, o ducharla en agua hirviendo.

Es escalofriante...


La joven Likens ya estaba agonizando (demasiado duró con todo lo que le hicieron), cuando Gertrude no tuvo una mejor idea, que poner una aguja de coser al rojo vivo, y escribir en el abdomen de Sylvia, la siguiente frase...

"Soy una prostituta y estoy orgullosa de serlo".

Mientras le escribía esta frase en su abdomen, Gertrude repetía una y otra vez en voz alta "¿Qué harás ahora Sylvia?", "Ya no podrás casarte con ningún hombre"...

Al parecer el motivo de esta locura impresionante, fue la envidia que sentía por la chica, y esto unido al haberse quedado sola, ya que nadie la quería, tremendo...

La vida de Sylvia se apagó para siempre, el día 26 de octubre de 1965, cuando Gertrude y los suyos comenzaron a regar literalmente a la chica con una manguera, cuando esta ya estaba agonizando.

Una de las hijas de Gertrude
Y bueno, llegó el juicio en el cual se debía hacer justicia, no solo con Gertrude Baniszewski, si no con toda su familia de enfermos.

Gertrude durante el juicio, basó su defensa en cargar toda la responsabilidad sobre sus propios hijos y sobre los jóvenes del barrio, algo que el tribunal no creyó, por lo que fue condenada a cadena perpetua.

Tan solo 20 años después de entrar en la cárcel, fue puesta en libertad por buen comportamiento... mejor nos ahorramos el comentario...

Falleció el 16 de junio del año 1990, a consecuencia de un cáncer de pulmón, que esperamos sufriera mucho con él mismo.

A continuación una fotografía de la casa de los horrores de Indiana, donde Sylvia Likens fue torturada, humillada, vejada, violada, maltratada, golpeada, y asesinada...


Sylvia Likens R.I.P.
.
.

6 comentarios:

  1. Por fin! Muchas gracias Ramón por este excelente artículo. He estado esperando esto desde hace mucho tiempo, pero hoy en día, cuando abrí mi computadora, lo ví y me sorprendí!
    Has recibido concentrada bien una vida terrible de la pobre Sylvia y la vida de Gertrude Baniszewski tambien. Me siento tristeza aún más por Sylvia, la que era buena y guapa chica.
    Muchas gracias por escribiste esto para que no olvidamos terrible destino de Sylvia Likens.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Berit, las gracias te las debo yo a ti, saludos!.

      Eliminar
  2. Hay una peli que parece que esta inspirada en este caso, la vecina de al lado o algo así se llama

    ResponderEliminar
  3. Hay un par de películas de este caso. La que más me gusta es la de "An American Crime" Con Ellen Page y Catherine Keener, esá muy buena, relatan muy bien el caso y las actuaciones son excelentes. Mefascina tu blog, lo frecuento muy a menudo. :D

    ResponderEliminar
  4. Obvio Ellen Page lo maximo!

    ResponderEliminar