.

jueves, 13 de marzo de 2014

ASESINO 101: La Familia Santiago y compañía; el brutal asesinato de la niña de "Piedras Redondas" (Almería)

NOMBRES: Juana Santiago; Engracia Santiago; Antonio Fernández

PAÍS: España

FECHAS DE NACIMIENTO: Desconocidas

FECHAS DE FALLECIMIENTO: Las dos primeras actualmente vivas, el tercero falleció en la cárcel en el año 2004

APODOS: Los asesinos de Los Almendros; Los Asesinos de Piedras Redondas; Antonio Fernández "El Follares"

NÚMERO DE VÍCTIMAS: 1

CARGOS JUDICIALES: Para los 3 el cargo de asesinato de menor de edad

CONDENA: 23 años de cárcel para los 3


Todo se remonta al año 2002 y exactamente al día 17 de marzo, tras una extraña desaparición de la niña de 7 años Montserrat Fajardo Cortés, la cual fue descubierta muerta en un estado lamentable y de ensañamiento digno de una película de terror e inexplicable...

Este caso es conocido como "El Crimen de los Almendros" o "El Crimen de Piedras Redondas".

Debemos decir en primer lugar, que no hemos encontrado apenas fotos reales del caso, algo que nos sorprende y mucho...

Y en segundo lugar, explicaremos la historia con los datos que tenemos, intentando ser lo más exactos posibles...


Como decíamos al principio, todo se remonta al 17 de marzo de 2002, cuando el cadáver de la pequeña niña almeriense Montserrat, apareció en un estado lamentable, cosido a puñaladas, sumando hasta 36 en su pequeño cuerpo de 7 años. Fue encontrada en el interior de una caja de cartón y desnuda de cintura para abajo.

A partir del terrible hallazgo, la familia de Montserrat comenzó a sospechar de que el que había cometido semejante atrocidad, era alguien que conocía la niña, ya que de lo contrario ella no se hubiese ido con él, ya que a pesar de su corta edad, era una niña muy inteligente y desconfiada.

A día de hoy y tras más de diez años de los execrables sucesos, todavía se desconoce oficialmente cual fue el motivo, que movió a sus asesinos para acabar con la vida de semejante criaturita...

Hay quien dice, que la mataron por celos, y otros que la mataron por la amargura que tenían los Santiago, dada la deuda contraída que tenían y que les había dejado en la ruina. Habrían matado a la niña, a modo de desahogo, por decirlo de algún modo...

Lugar donde apareció el cadáver de la niña
Tras encontrar el cadáver de la niña, el mismo fue llevado a que se le practicara la correspondiente autopsia, y la misma reveló unos datos verdaderamente atroces...

No sufrió abusos sexuales a pesar de aparecer desnuda de cintura para abajo, tenía su cuerpo cosido con 36 puñaladas cuatro de ellas mortales de necesidad, y lo peor de todo, fue bañada en una especie de ácido corrosivo (puede que ácido sulfúrico), el cual le provocó unas quemaduras horribles en un 80 por ciento de su cuerpo, por lo que sin duda, tuvo que sufrir mucho este pequeño ángel...

Montserrat había ido a una fiesta de cumpleaños de una amiga suya del barrio sito en Almería, y nunca más regresó a su casa. La familia alarmada comenzó a realizar una búsqueda exhaustiva de la pequeña, pero dicha búsqueda no dio sus frutos que hubiesen deseado.

Joaquina, la madre de Montserrat, rota de dolor
La familia sospechó desde el primer momento, que el autor del brutal crimen o los autores, eran seguro del barrio. Y desde luego que iban por el camino acertado...

Transcurridas tan solo 24 horas desde que se iniciaran las investigaciones, la policía puso su mirada en dos personajes del pueblo, concretamente en los tíos de la pequeña, el matrimonio formado por Juana Santiago y Antonio Santiago.

Este segundo se suicidó en el mismo barrio, horas después del asesinato de Montserrat, y esto sin duda llevó a la policía a sospechar aún más de ambos, por lo que Juana en esos momentos estaba sola ante el peligro...

Juana Santiago fue detenida e interrogada por la policía, acusada de ser la autora material del asesinato de la niña.

La policía procedió a registrar el domicilio de los Santiago, y consiguieron numerosas pruebas que serían claves a posteriori para descifrar este terrible crimen, cometido en nuestro país, España.


Como suele pasar en estos casos, fue la propia Juana la que antes de ser detenida, defendía a capa y espada a los padres de Montserrat, y con total sangre fría pedía justicia y pedía que los asesinos de Montserrat, fuesen detenidos y condenados con la máxima pena posible.

Posteriormente, Engracia Santiago (tía de Juana) y su marido Antonio Fernández alias "El Follares", fueron detenidos como encubridores del asesinato cometido por Juana y su marido.

Seis meses después de la terrible tragedia, el padre de Montserrat quiso tomarse la justicia por su mano, y tras un tiroteo con parte de la familia Santiago, fue detenido, junto a otro tío de la niña asesinada. También fue detenido uno de los hijos de Juana Santiago, como consecuencia de dicho tiroteo.


En marzo del año 2004, el juzgado de instrucción número 2 de Almería, terminó el proceso de investigación, y fue abierto juicio oral con jurado popular, que deberían decidir si Juana y los demás imputados y acusados, eran efectivamente responsables de la muerte de la pequeña Montserrat de 7 años de edad.

El 3 de octubre de dicho año comenzó el juicio, donde declararon numerosos testigos, que ayudaron sin duda a esclarecer estos macabros y atroces hechos que conmocionaron a Almería y a toda España.

Un total de 25 años solicitaba la fiscalía y la acusación particular para los 3 acusados, y el jurado popular emitió su veredicto rebajando dos años a los 3, de los que solicitaban dichas partes acusatorias durante el juicio.

La Audiencia Provincial de Almería condenó como autores directos y materiales y no como encubridores, a los 3 acusados, siendo Juana la principal responsable del atroz crimen, y Engracia y Antonio también como autores materiales del asesinato de la niña, a la pena de 23 años de cárcel.

Tan solo meses después de haber ingresado en prisión, "El Follares" murió de una enfermedad fulminante, al parecer alguien divino quiso hacer justicia con Montserrat.

A continuación dos fotografías de la madre de la niña, sufriendo lo que no está escrito durante la celebración del durísimo juicio...



Sin duda otro de los casos más abominables de nuestra triste crónica negra, y además de ser un asesinato que carecía de todo sentido y absolutamente absurdo...

Que descanse en Paz Montserrat.

"Señores" Santiago... púdranse en la cárcel!
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario