.

domingo, 4 de agosto de 2013

ASESINO 46: Jozsef Barsi: ¿Cómo un padre puede matar a su propia hija pequeña?

NOMBRE: József Istvan Barsi

PAÍS: Hungría

FECHA DE NACIMIENTO: 26 de noviembre de 1932

FECHA DE FALLECIMIENTO: 27 de julio de 1988

APODOS: Arizona Joe

NÚMERO DE VÍCTIMAS: 2

CARGOS JUDICIALES: Ninguno, se suicidó

CONDENA: Ninguna, por lo mismo que lo anterior


La historia que os traemos hoy domingo, y ya os avanzamos que en las próximas horas también hablaremos de otro niño asesinado, hace muy pocos días, trata sobre el asesinato de una niña y su madre, a manos de su padre, pero con la peculiaridad de que esa niña era una actriz de Hollywood, todavía sin explotar como estrella, pero que tenía un futuro muy prometedor por delante. Su padre se interpuso en su camino, y acabó con su progreso como actriz para siempre. Una desgracia...

József Istvan Barsi que lo tenéis a la izquierda de la fotografía de arriba, fue un inmigrante húngaro que emigró a la ciudad de Canoga Park, con la idea de buscarse un futuro mejor, que el que tenía en su Hungría natal. Para ello decidió ir a vivir a Estados Unidos, en busca de su particular "sueño americano".

Durante un tiempo, se dedicó al mundo de la música, tocando el violín entre otros instrumentos.

Sin embargo el "sueño americano" de Barsi padre, no fue nada halagüeño, ya que sufría las continuas burlas de vecinos y compañeros de la clase musical donde estaba perfeccionando su arte para tocar música, y todo ello por su acento húngaro cerrado, acento "magiar", que por supuesto es un acento absolutamente precioso, no entiendo pues donde estaba el problema con el acento de este hombre...

Jozsef que precisamente se había marchado de Hungría entre otras cosas por los rechazos que sufría de otras personas de su entorno, se encontró al llegar a América, con esta nueva situación, aunque conocida para él...


Desde muy joven cuando solo sumaba 19 primaveras, estos problemas personales que para él eran todo un mundo, le sumieron en una profunda depresión, lo que le llevó a evadirse con la bebida, y la misma le acabó generando una personalidad paranoide, que con el paso de los años iría a más.

Jozsef tuvo en su vida un total de 3 hijos, dos con su primera mujer, y una, con la segunda, y que será posteriormente y desgraciadamente, la protagonista de hoy en la web, en calidad de víctima.

En esta primera familia que tuvo, ya comenzó a mostrarse como un padre excesivamente celoso con sus dos hijos, y abusó de ellos, de forma física, con agresiones constantes. Esto provocó que su primera mujer, huyera de su lado para siempre, sobre todo cuando un día intentó agredirla con una sartén la cual quería usar a modo de golpear a la mujer.

Una vez más, Jozsef se encontraba solo en el mundo, y encima en un país que no era el suyo, y por lo tanto muy lejos de las preciosas tierras magiares.

La pequeña Judith Barsi junto a su madre María
Nuestro protagonista de hoy en la web, se mudó rumbo a California, y allí se instaló, trabajando en este caso como contratista.

Un día de tantos que comía en restaurantes de carretera, conoció a una guapísima mujer húngara, que se llamaba María Virovacz. Ambos se enamoraron profundamente, y más todavía al saber los dos, que eran del mismo país, y por lo tanto podían compartir muchas horas de nostalgia hacia su tierra.

Ambos contrajeron matrimonio, y del mismo nació una preciosa niña a la cual le pusieron de nombre Judith Eva.

En plenas tierras de Hollywood, fue donde la familia Barsi vivió, y la niña por lo tanto ya se crió con su mirada puesta en la famosa montaña...


El pasado de Jozsef el cual su nueva familia no conocía, parecía enterrado para siempre, pero lamentablemente no fue así...

María ya apellidada Barsi, tenía la obsesión de ver a su hija triunfar algún día en el mundo de Hollywood, y desde bien pequeña la comenzó a preparar. Con tan solo 5 añitos, Judith fue descubierta por un importante productor, que la introdujo en el mundo de la publicidad televisiva, y a continuación la vamos a ver en un anuncio de una famosa cadena de comida rápida...


Tal y como habéis podido comprobar, Judith era una niña muy dulce, y enamoraba a la cámara con su naturalidad. Hasta más de 70 anuncios publicitarios le dieron tiempo de hacer, hasta que comenzó a participar en series televisivas de los 80, como por ejemplo en las míticas series de esa época "Cheers" o "Punky Brewster".

Su salto al mundo del cine, dado solo con 9 años de edad, lo dio en una de las entregas de la saga de "Tiburón", creemos recordar que en la cuarta parte. Su papel que no era demasiado extenso, llegó a encariñar a los productores, guionistas, y por supuesto al director de la película Joseph Sargent, el cual le prometió que la volvería a contratar para sus nuevos proyectos.

La carrera de la hija de nuestro protagonista de hoy, iba directamente al estrellato, aunque lamentablemente su propio padre no permitiría que ella siguiera avanzando...

Judith jugando con su padre en el día de Navidad del año 87
Cuanto más dinero entraba en casa, más nervioso se ponía Jozsef, ya que se sentía muy mal de no poder ser él quien mantuviera a la familia, y hasta sentía profunda vergüenza de que una niña pequeña fuese la que le estuviera manteniendo a él, pagando con ese dinero ganado por la pequeña Judith, sus dosis de alcohol cada vez más compulsivas.

Esa vergüenza que él sentía, poco a poco se fue convirtiendo en odio hacia la pequeña, y también hacia la madre, a la cual él responsabilizaba de que Judith estuviera trayendo el dinero a casa, con apenas 10 años de edad.

Un día cualquiera, Jozsef perdió por completo los papeles, y tal y como hizo con su primera familia, amenazó a Judith y a María, con matarlas en cualquier momento. María fue la primera en recibir una brutal paliza de este desgraciado, a la cual le golpeó un puñetazo en su rostro, e intentó estrangularla. La mujer corrió a denunciar los hechos ante las autoridades, y tras el juicio rápido realizado, Jozsef Barsi fue absuelto ya que no se encontraron pruebas suficientes para condenarlo. A partir de esto contado, Jozsef estaba decidido a cumplir con sus amenazas y matar a ambas, y así lo hizo desgraciadamente...


La noche del 25 de julio de 1988, estaba marcada en el calendario para que Judith y su madre nos dejaran para siempre. Jozsef tuvo la sangre de fría de agarrar una pistola, y presentarse en la habitación donde estaba durmiendo su hija, y le asestó un disparo certero en la cabeza y mortal de necesidad, el cual mató en el acto a la pequeña Judith. Seguidamente se dirigió hacia su mujer, y repitió el acto criminal.

La vida de Judith y su prometedora carrera como actriz y modelo, se vio truncada para siempre con este acto que solo se puede definir con dos palabras: abominable y cobarde.

Judith Barsi en "Tiburón"
Dos días enteros estuvo Jozsef con los cadáveres de Judith y María, en el interior de la casa sin saber qué hacer. No sabía si confesar sus asesinatos y entregarse a la policía, si darse a la fuga, o si quemar los cadáveres que ya comenzaban a emitir el olor a cuerpo descompuesto, agrandado dicho hedor con el calor del verano.

Finalmente decidió que lo mejor para sus intereses era deshacerse de los cadáveres prendiéndoles fuego, y así lo hizo el muy desgraciado...

Posteriormente y ante la presión que estaba sufriendo en el interior de su cabeza, tras este acto absurdo y sin ningún sentido, decidió que antes de entregarse a las autoridades, lo mejor sería quitarse la vida, y así lo hizo, se disparó en su propia cabeza y murió en el acto.


Una familia de inmigrantes húngaros, que huyeron de su país natal para no tener que enfrentarse a la guerra, y se presentaron nada más y nada menos que en Estados Unidos, formaron una familia, en la cual la niña tenía un talento impresionante, y todo se fue al traste por un ataque de locura de este hombre, que estoy convencido que si pudiera volver a nacer, sin duda querría que todo esto hubiese continuado adelante, ya que su familia estaba destinada a ser una de las más famosas de Hollywood con el paso de los años.

Una historia terrible la que hemos contado hoy en Biografías de Asesinos, y más terrible todavía si cabe, será la siguiente que contaremos en unas horas, también relacionada con el asesinato de un crío pequeño.

Judith y María Barsi descansan en paz juntas en las tumbas que vais a ver a continuación...


Siempre tendré la sensación de que Judith Barsi iba a ser una gran actriz, ya que he visto numerosas interpretaciones que hizo ella en su corta carrera como actriz, y francamente por lo visto, era una niña prodigio.

Si queréis ampliar vuestros conocimientos sobre este caso, lo podéis hacer leyendo la historia que hicimos en HoySeCumplen.COM, donde todavía se ven más detalles que en la que hemos narrado hoy aquí. Podéis leer la historia haciendo click aquí.

Para finalizar, un par de videos, uno del funeral de Judith y su madre y que incluye entrevistas con familiares de Jozsef Barsi, y el otro un video de homenaje que le hicimos en HoySeCumplen.COM...

.
.

2 comentarios:

  1. Un tipo con un desequlibrio mental muy pronunciado!!! que mal por lo que he investigado esta niña tendría un futuro muy promotedor y mi misma edad!

    ResponderEliminar