.

jueves, 17 de octubre de 2013

ASESINO 71: Armin Meiwes; historia del caníbal de Rotemburgo alemán

NOMBRE: Armin Meiwes

PAÍS: Alemania

FECHA DE NACIMIENTO: 1 de diciembre de 1961

FECHA DE FALLECIMIENTO: Actualmente vivo

APODOS: El Caníbal de Rotemburgo

NÚMERO DE VÍCTIMAS: 1

CARGOS JUDICIALES: Homicidio

CONDENA: Cadena perpetua


La historia que traemos hoy a Biografías de Asesinos, es de aquellas que tardas en olvidar, por su dureza, crudeza, y asquerosidad, hasta el punto que cuesta mucho digerirla, y nunca mejor dicho.

Creo que es la primera vez en la web, que tratamos la historia de un asesino de origen alemán, quitando a la nazi Irma Grese.

Este hombre que era un gran aficionado a los chats de internet, fue precisamente por ahí, donde localizó a su desgraciada víctima, la cual acabó en su aparato digestivo, eso si con su consentimiento, y luego veréis porqué decimos esto.

Comenzamos pues con esta historia reciente...

Armin Meiwes "El Caníbal de Rotemburgo" nació el 1 de diciembre del año 1961, en Essen (Alemania). En sus años de escuela, era un chico aparentemente normal, aunque si es cierto que muchos profesores estaban preocupados por su carácter un tanto cohibido, y hasta escurridizo, y no era excesivamente social. Más de una vez y dos, sus profesores llamaron a sus padres para que los mismos intentaran corregir esta forma de anti social que mostraba ante sus compañeros de aula.

Con su familia las cosas no le iban tan bien como en la escuela, ya que su madre se separó varias veces de los maridos y novios que tuvo, durante la infancia y adolescencia de Armin. Al final se quedó a vivir con ella a solas en una casa, y en un ambiente nada adecuado para un chico de su edad, sobre todo por lo estricta que era su madre, a la hora de imponer sus normas de convivencia, nada atractivas para un niño.


Con este panorama familiar atípico, estaba claro que algún día iba a despertar la fiera que llevaba dentro, la cual poco a poco se iba formando, frustración tras frustración...

Ya siendo un hombre adulto y aprovechando que las redes sociales y chats estaban en pleno auge, comenzó a contactar con varios hombres, a los cuales directamente se los quería comer.

En un principio lo intentó con un par de cocineros, y uno de ellos se personó en la casa de Armin, y él mismo cuando se dio cuenta del carácter extraño de nuestro protagonista de hoy en la web, salió por patas del lugar.

Lo curioso es que Armin Meiwes no quería obligar a su víctima a ser devorada, él quería ser devorado y devorar, de forma voluntaria y sin forzar a su víctima. 


En una de esas noches en las cuales se conectaba a numerosos chats variados, conoció a un ingeniero alemán, de nombre Bernd Jürgen Armando Brandes, y que podéis ver su imagen encima de estas lineas, y al lado del caníbal.

Rápidamente ambos hicieron migas, ya que Bernd también tenía unos gustos sexuales un tanto peculiares por decirlo de algún modo, y es que resulta que le gustaba torturar y ser torturado mientras mantenía relaciones sexuales tanto con hombres como con mujeres, ya que él se declaró a Armin, como bisexual.

La primera cita tuvo lugar en casa de Armin, y ambos estuvieron todo un fin de semana entero, poniéndose a prueba para ver cual de los dos era más bestia en la cama. Al parecer a Bernd no le pareció muy interesante Armin, por lo que decidió no volver a quedar más con él.

Sin embargo cuando ya estaba cerca de la estación de tren, que a su misma vez se había convertido en aquel momento en su tren particular para salvar su vida, llamó a Armin y le dijo que quería volver a probar, algo a lo cual nuestro asesino de hoy accedió encantado de la vida, o de la muerte según como se mire.


Tras varias horas conversando, y tras estar indeciso Bernd, finalmente accedió a que Armin Meiwes le cortara su pene, y este así lo llevó a cabo. Para que le cortara su pene, no dudó en drogarse hasta las trancas y en beber toda la cerveza que pudo, para sentir el mínimo dolor posible. Armin le cortó el miembro, y lo cocinó a fuego lento para que ambos compartieran el que sería el primer plato de la cena.

Bernd probó su propio pene y testículos, y le encantó.

El propio Caníbal de Rotemburgo, no entendía como le había resultado tan fácil acceder a Bernd, y que este se expusiera a morir de una de las maneras más atroces en la cual un ser humano puede perder su vida.

Tras esto contado del pene, y ante el sueño profundo y desangramiento que estaba ya padeciendo Bernd, Armin decidió asesinar al hombre, y posteriormente lo descuartizó, y trocito a trocito, lo fue metiendo en el congelador, para que su carne se conservara y de este modo consumirla días después.

La historia contada así, es realmente increíble, pero lo cierto es que el suceso sucedió y valga la redundancia...


Antes de que la policía descubriera su macabro vicio, lo intentó con otras personas, también a través de los chats. Un estudiante que había leído varios mensajes que publicaba Armin en dichos chats, presentó una denuncia contra él, asegurando que había un extraño hombre en internet, asegurando que había comido carne humana.

La policía dio credibilidad a la denuncia de dicho estudiante, y comenzaron a investigar el ordenador de nuestro protagonista de hoy en la web, para ver los movimientos que hacía, y que le decía a sus "amigos" del chat, cuando intentaba conseguir una cita con ellos.

Lo curioso de todo esto, es que muchísima gente, en su mayoría hombres, estaban dispuestos y predispuestos a quedar con Armin, para ser devorados por él mismo. Si os dais cuenta como detalle, al principio él decía que quería ser devorado, sin embargo con el tiempo ya solo quería devorar. Por lo que quedó demostrado, que en realidad Armin Meiwes no era un perturbado mental que quería saciar sus instintos más básicos, si no que se trataba de un asesino de tomo y lomo.

Pero más increíble todavía, resulta que varias bandas musicales, le dedicaran canciones a este monstruo, eso si resulta verdaderamente increíble...

La rápida actuación policial, puso punto y final al intento de Armin de comerse a un montón de gente, que por cierto, condimentaba la carne como cualquiera de nosotros cuando salpimentamos un bistec de ternera.

Una vez que ya estaba detenido y puesto a disposición judicial, el caníbal de Rotemburgo se defendió asegurando que era una persona enferma mental, y que por ello no podían condenarle. Sin embargo los médicos que le hicieron las correspondientes pruebas físicas y mentales, aseguraron al tribunal que cuando realizó los actos descritos anteriormente sobre Bernd Jürgen Armando Brandes, los hizo en plenas facultades mentales, y como puro morbo de índole sexual y caníbal.

La defensa de este enfermo, fue muy buena, todo hay que decirlo, y alegaron que no se podía condenar a su cliente, ya que consideraban que el asesinato había sido de pleno acuerdo con Bernd, y que por lo tanto no podían condenarlo como tal. Sin embargo la fiscalía pidió al tribunal, que se tratara el caso como de una especie de eutanasia, algo que el jurado rechazó.

Finalmente y tras muchos quebraderos de cabeza, Armin Meiwes "El Caníbal de Rotemburgo", fue condenado a cadena perpetua como autor de un delito de asesinato, con motivos sexuales.

Sin duda una condena justa, que de no haber sido así, probablemente hubiese provocado muchas más muertes, consentidas eso si, pero al fin y al cabo muertes, algo que como es lógico en una sociedad tan desarrollada y madura como la alemana, no se podía permitir.

Un caso más en "Biografías de Asesinos" que espero os haya gustado, y lo hayáis "saboreado" bien jejeje.

¡Mañana Más!
.
.

3 comentarios:

  1. Me da que te has inventado un poco la historia pero vamos... xD te lo dice una que sabe... No es del todo cierto -.-"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente es cierto! Si investigas un poco más, te darás cuenta de que esta es una historia real. A propósito, muy buen blog!

      Eliminar
  2. Muy buen blog .. y es cierta la historia una de las que le hizo una cancion es rammnstein, entre otras.

    ResponderEliminar