.

jueves, 15 de agosto de 2013

ASESINO 51: Andrea Yates; biografía de la madre que acabó con la vida de sus cinco hijos de una tacada

NOMBRE: Andrea Pia Kennedy

PAÍS: Estados Unidos

FECHA DE NACIMIENTO: 2 de julio de 1964

FECHA DE FALLECIMIENTO: Actualmente viva

APODOS: Desconocidos

NÚMERO DE VÍCTIMAS: 5

CARGOS JUDICIALES: 5 delitos de asesinato en primer grado

CONDENA: Ninguna, fue absuelta por demencia


Por primera vez desde que comenzamos con Biografías de Asesinos, en la foto del perfil del asesino, no incluimos solo su imagen, si no la de sus víctimas. En esta ocasión es especialmente triste y dramático, ya que las víctimas de esta asesina, fueron sus propios hijos. A los cinco los aniquiló de un plumazo.

Nosotros en España tenemos a nuestra propia versión de la madre asesina, en el tristemente famoso caso de la mujer que asesinó a sus dos hijos en Murcia, y que incluso tuvo la sangre fría de presentarse al siguiente día de matarlos, a sus funerales y posteriores entierros. Hacemos referencia a la conocida como "bruja de Santomera", de nombre Paquita, la cual aparecerá por supuesto en nuestra web.

Pero hoy vamos a hablar de la versión estadounidense, de la cual procedemos a hablaros ya...

Andrea Pia Kennedy nació el 2 de julio del año 1964, en la ciudad de Hallsville, en el estado de Texas, en los Estados Unidos de América. Su padre era o es un ciudadano de Alemania que emigró a Estados Unidos, y fue en dicho país donde conoció a su madre, la cual tenia raíces irlandesas. Creció en el seno de esta familia junto a otros 4 hermanos, siendo ella la menor de edad.

Su familia era muy católica, excesivamente quizás, y Andrea estudió en colegios de monjas. En su adolescencia, sufrió la enfermedad de la bulimia, que posteriormente se agravó con una profunda depresión, que le llevó incluso a pensar en el suicidio, tal y como ella misma le confesó a un amigo. Lamentablemente no llevó a cabo dicha actuación contra su propia vida, ya que de este modo años después, sus hijos no hubieran muerto en sus manos, o en sus pezuñas, según se mire.


Como estudiante sin duda fue una eminencia, llegando a graduarse, e incluso llegó a trabajar como enfermera, en el tristemente famoso hospital del cáncer por antonomasia, el MD Anderson Cancer Center.

En el verano del año 1984, conoció al que sería su marido, por lo que no fue como ella pensaba, el típico amor de verano, si no que la cosa fue a mayores, casándose de forma muy rápida, poco tiempo después de conocerle.

Una de las cosas que más llamó la atención de familiares y amigos en común de la feliz pareja, fue la frase que dijeron un día y la cual a continuación pasamos a transcribir...

Dijeron textualmente y de mutuo acuerdo; "Intentaremos tener tantos hijos como la naturaleza nos permita"...

Y desde luego que lo cumplieron...

Hasta cinco criaturas nacieron fruto de este matrimonio...

Noé, John, Paul, Lucas y María, ordenados por orden de nacimiento.

A continuación una fotografía de la "familia feliz"...


Fue precisamente tras el nacimiento del cuarto hijo, Lucas, cuando Andrea volvió a coger una depresión incluso mayor que la que tuvo cuando era una teenager. Las malas lenguas de la época, dijeron que quizás esta depresión tenía también otro origen, y no solo por el post parto de Lucas, si no por los sermones que un fanático religioso le propinaba. Esto último nunca pudo ser demostrado ni comprobado...

En junio del año 1999, Andrea fue descubierta por su marido, mordiéndose los dedos y con muchos temblores en su cuerpo, algo que como es lógico alarmó a su cónyuge. Tan solo 24 horas después de este episodio, Andrea estuvo a punto de perder la vida, tras ingerir una masiva cantidad de pastillas para los nervios. Una vez más repetimos, lástima que no consiguiera su propósito...

Posteriormente y tan solo en un plazo de 3 semanas, tuvo varios episodios más de intentos de suicidio, ingresos hospitalarios en centros mentales, etc...

Estaba claro a esas alturas, que el cerebro de Andrea Yates estaba bajo mínimos...


Uno de los psiquiatras que estuvo en todo este proceso, comentó que la familia debía dejar de inmediato de tener niños, ya que las intenciones que tenían ambos, y sobre todo ella, era la de tener más retoños. Dicho médico consideró que tener más niños, iba a suponer para Andrea, el padecer un cuadro psicótico irreversible, el cual lamentablemente llegó...

En marzo de 2001, y tras el fallecimiento de su padre, nuestra protagonista de hoy en la web sufrió lo que nosotros hemos denominado como "muerte cerebral en vida".

Dejó de tomar la medicación, y comenzó a leer la biblia de forma compulsiva, obsesionándose por completo, hasta el punto de abandonar por completo a sus hijos, a los cuales no les daba de comer. Por esto último comentado anteriormente, uno de los niños fue ingresado de urgencia, por inanición (desnutrición).

El 20 de junio del año 2001, y a pesar de que el médico le había dicho al marido que no dejara sola a Andrea con los niños, este se fue a trabajar, y Andrea cometió el mayor de los errores que puede cometer un ser humano: matar a sus propios hijos...


Andrea Yates en un estado psicótico de proporciones dantescas, decidió meter uno a uno a los niños en la bañera, para darles muerte por ahogamiento. La pequeña María acabó flotando en el agua de la bañera, tras dejarla allí completamente abandonada, mientras agarraba uno a uno a los otros infantes, y los introducía a la fuerza en el agua. Les sumergió la cabeza con todas sus fuerzas, hasta que los mismos se quedaron sin oxígeno, y con los pulmones encharcados de agua.

Los cinco pequeños murieron a manos de su propia madre.

Hay que decir, que días antes ya había llenado la bañera de agua, con la excusa de suicidarse, aunque en realidad su intención era la de ahogar a los niños. De ahí que el médico aconsejara al padre, que nunca dejara sola a Andrea con los niños, ya que él sospechó que su intención era la de acabar con la vida de ellos.

Lamentablemente ningún niño pudo escapar de esta muerte atroz, y solo en uno de los casos, Noah, estuvo a punto de escapar, hasta que ella le dio caza y lo llevó a la bañera para acabar con la faena.

Un acto salvaje, digno de un ser salvaje y miserable...


Tras los asesinatos de los niños, Andrea Yates llamó a la policía para confesar lo que había hecho, y posteriormente llamó a su marido, y le comentó con total frialdad "lo siento cariño, la hora ya había llegado". 

La policía se personó en la casa de la familia Yates sita en Texas, y encontraron a cuatro de los cinco cadáveres en la cama de matrimonio, y el cadáver de la pequeña María estaba en la bañera flotando.

Andrea Yates fue detenida y acusada formalmente de cinco asesinatos en primer grado, por los cuales la fiscalía del condado de Texas, solicitó para ella la pena de muerte. 

En marzo del año 2002, se realizó el juicio y el juez condenó a Andrea a cadena perpetua, rechazando la petición de la fiscalía. 


Tras recurrir la sentencia solicitando la libre absolución alegando problemas serios mentales, en este caso en concreto, demencia, la misma le fue concedida, por lo que la cadena perpetua y su sentencia condenatoria, fueron anuladas por completo, y por ende Andrea Yates asesina de sus cinco hijos, quedaba absuelta de todos los cargos.

Lo más sangrante de todo esto, no fue solo esta injusta absolución, si no que uno de los médicos que redactó su informe pericial para el tribunal competente, alegó que tan solo unos días antes de revisar el caso, había visto un capítulo de la famosa serie policíaca "Ley y Orden", en la cual una madre ahogaba a sus hijos, y posteriormente era absuelta por el jurado al estar mal de la cabeza.

Jamás se puede mezclar la ficción con la realidad, y lamentablemente este señor lo hizo, por lo que jamás se pudo ni se hará nunca, justicia con estos pobres cinco angelitos, que perdieron la vida a manos de una irresponsable y canalla madre.

Uno de los jueces que trató el caso de cerca, comentó que si bien es cierto que ella no estaba muy bien de la cabeza, sabía perfectamente diferenciar el bien del mal, y aquel fatídico 20 de junio de 2001, ella sabía perfectamente y era plenamente consciente, de que lo que estaba haciendo era una atrocidad.

Lamentablemente el tribunal de apelación del Condado de Texas, no pensó lo mismo y la declararon no culpable por demencia. 

Hay incluso quien dice, que fue el médico que recomendó al padre que no la dejara sola con los niños, el que por negligencia médica, recetó una serie de fármacos a Andrea, los cuales todos mezclados, provocaron el supuesto ataque psicótico que le dio a ella, el día en el cual decidió matar a los niños. El médico era de origen árabe. 

Lugar donde descansan en paz los cinco niños

Actualmente y de por vida, Andrea Yates se encuentra en un hospital psiquiátrico de alta seguridad, del cual esperemos que solo salga de un modo: cuando muera y la tengan que enterrar.

Tremenda la historia de hoy, mañana más!.

.
.

9 comentarios:

  1. Quede triste con esta historia. Pero no me gustaron los comentarios entre lineas acerca de la madre al fin y al cabo ella ya esta encerrada de por vida

    ResponderEliminar
  2. Es una pena que haya pasado esta situacion, sin embargo, creo firmemente que este tipo de problemas psicologicos si existen porque en algun momento de mi vida comenze yo con problemas y es terrible oir voces que te dicen cosas no hayas el modo de controlarlos afortunadamente yo ya estoy tratandome y espero que curado.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. SE DEJA CONSTANCIA DE LA ELIMINACIÓN DEL COMENTARIO DEL USUARIO "BRIGADAANTIBOBOS", POR INCUMPLIR GRAVEMENTE LAS NORMAS DE LA WEB.

    ResponderEliminar
  5. El redactor del artículo no termina de entender el trasfondo. Esa mujer no puede estar en la cárcel, aunque te parezca "absolución injusta". Si ya los propios psiquiatras advirtieron al marido, y éste sabia que ella no estaba bien, ¿quien es el responsable inmediato?
    1. Su marido, pues convivía con ella.
    2. Su psiquiatra.
    3. La familia de ella si es que estaban enterados.
    Quizás los que deberían estar en el banquillo y dar explicaciones deberían ser otros.
    Ninguna madre va por ahí ahogando a sus hijos. Luego algo no va bien en la mente de esa mujer, aunque nos cueste asumirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, estoy de acuerdo con tu comentario; si bien es algo horrible espantoso cruel y demás calificativos aberrantes lo que hizo esta mujer, no pudo estar bien mentalmente , ninguna madre asesina a sus hijos en perfecto estado de salud, es claro que aquí éxito un desorden mental muy severo, y el cual se venía dando desde la juventud de Andrea por lo que leí como problemas de bulimia, depresiones e intentos de suicidoo que con los embarazos lamentablemente se desencadenó la terrible depresión postparto que es algo verdaderamente horrible y lo comento porque yo la viví y es algo desesperante , aunque ya lo de Andrea fue una psicosis postparto que es algo muy raro pero qué pasa y aquí está el vivo ejemplo; si bien el esposo sabia del estado de salud yo pienso que nunca nunca ! se imaginó que terminara en una tragedia, muchas personas condenaran a la mujer como un monstruo, caray es muy difícil no sentir rabia, mucho coraje por sus actos pero fue el detonante de su enfermedad mental, solo Dios la juzgará y esos pequeñitos inocentes tuvieron que pagar el daño.

      Eliminar
  6. No entiendo muy bien eso del médico. ... que tiene que ver que sea de origen árabe? No se si sabrán que los árabes fueron pioneros en medicina. . . Y los que la "trajeron" a este nuestro pais. Si pudieran aclararme lo, lo agradecería.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con Katamenia, ese comentario sobre el origen del médico me parece xonófobo y muy idiota.

    ResponderEliminar
  8. Ella era una mujer realmente enferma, no podemos juzgar a un enfermo mental y ella no estaba en sus cabales al momento de los asesinatos. Andrea amaba a sus hijos a todos, y en cierta forma los ahogó porque creía que de esa forma salvaría sus almas del infierno (Andrea creía que era una mala madre y que todos sus hijitos irían a parar al infierno porque ella no los estaba educando correctamente).
    Su marido Rusty fue un gran padre, lastima la obsesión religiosa de ambos pero lo importante es que se amaban y amaban a sus hijos.
    Es horrible esto y ademas que Andrea se encuentre bajo tratamiento psiquiatrico es contraproducente porque ahora cuando esta sana mentalmente se da cuenta de lo que le hizo a sus niños y seguro que lo lamentará el resto de su miserable vida en el psiquiatrico.
    Ahora por lo que sé el marido tiene una nueva mujer y otro hijo. Andrea se quedó sin hijos y hasta diría que sin razones por las cuales vivir

    ResponderEliminar